Una alergia alimentaria se produce cuando el cuerpo cree por error una comida, por lo general una proteína, es perjudicial. El sistema inmunológico produce un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE) anticuerpos para combatir ese alergeno específico. La próxima vez que coma ese alimento, el sistema inmunológico libera grandes cantidades de productos químicos para proteger su cuerpo. Estos productos químicos desencadenan una serie de síntomas alérgicos casi inmediatamente o dentro de dos horas.

Síntomas comunes:

  • La urticaria, picazón o eczema
  • La hinchazón de los párpados, los labios, la cara, labios, lengua, o otras partes del cuerpo
  • Estornudar o sibilancias
  • Los calambres, diarrea o náuseas
  • Mareos, aturdimiento

Una reacción alérgica grave a la alimentación, llamada anafilaxia, la causa de estos síntomas que amenazan la vida:

  • Dificultad para respirar debido tráqueas restringido
  • Choque, con una severa caída en la presión arterial
  • Pulso rápido
  • Mareos, aturdimiento o pérdida de conciencia.


En casos extremos, puede provocar la muerte. Un shock anafiláctico es una emergencia médica y requiere ayuda médica inmediata.